• Alevante (Cartel indicador)

Alevante. Segundo restaurante de Angel León que obtiene una estrella Michelin.

Visitado en Julio de 2018

Alevante, hablando en términos de reconocimientos gastronómicos, es el segundo de los restaurantes del chef gaditano Angel León, en obtener la reputada estrella concedida por la guía Michelin. 

En este caso, a diferencia del buque insignia del chef: Aponiente que ostenta la máxima distinción con tres estrellas, se trata de una estrella, pero viendo su calidad, no seria descabellado que en un futuro pudiera incrementar el numero de estrellas.  Igualmente, la no menos prestigiosa guía Repsol le adjudica un sol. 

Desde su apertura en el año 2016, se encuentra ubicado en el interior del hotel Meliá Sancti Petri, un lujoso cinco estrellas GL de la costa de Chiclana de la Frontera (Cadiz), a pie de la playa de la Barrosa en la zona de Novo Sancti Petri. Una zona que se caracteriza por su enorme playa, por la proliferación de campos de golf y por la abundante presencia hotelera. 

Una vez llegado al hotel, accedes al patio interior -amplio y elegante como no podía ser menos, al tratarse de un hotel de sus características – y a través de una puerta situada en el lateral derecho del mismo, se accede al restaurante. 

Una vez dentro, encuentras un espacio amplio pero no en exceso, con decoración un tanto clásica aunque con aires de elegancia; tiene detalles en las paredes – peces que parecen nadar en el mar- que evocan a Aponiente; mesas muy bien vestidas y con amplia separación entre ellas; bodega acristalada a la vista y una mesa central desde donde sirven los platos a las mesas. El espacio atiende a un máximo de 30 personas, solo en turno de cenas.

Alevante (Vista de la sala)

Alevante (Vista de la sala)

Ofrece un servicio de sala del mismo estilo que la casa madre y acorde con las características del hotel donde se aloja. Profesional, detallista, muy atento en todo momento al comensal. La sala, donde muchos de sus componentes proceden de Aponiente e incluso algunos de ellos ya eran conocidos de nuestras anteriores visitas a aquella, tiene muy buen nivel. 

La oferta gastronómica – como no podía ser menos-  sigue la filosofía de cocina de Angel León. Está basada en el mar y en sus inmensas posibilidades. 

Presentan platos que han funcionado muy bien en la casa madre y que han obtenido el respaldo de los clientes. Es una especie de recordatorio de los platos  más conocidos de temporadas anteriores. Aunque en alguno de ellos, hemos apreciado cambios en su composición respecto al recuerdo que teníamos, cambios que en modo alguno estropean el plato original, solo le aportan otra visión u otros productos perfectamente compatibles con la idea original. 

Siguiendo la estela de la casa madre no hay carta, solo se ofrecen menús de degustación, con dos alternativas el Gran menú y el Selección, con 20 o 17 platos -incluyendo postres- y a precios de 125 o 110€/pax con posibilidad de maridaje con vinos de la tierra con incrementos de 50 o 40€/pax, respectivamente. Menús siempre a mesa completa, es decir, no cabe que un comensal quiera uno y el resto quiera otro. Hasta ahí, lógico. 

Ahora bien, y ya entramos en un aspecto negativo al que no es ajena la oferta de la casa madre. Si algún cliente tiene intolerancias a alguno de los productos que forman parte de los menús – por ejemplo, las ostras- la alternativa, si optas por el menú largo es repetir algún plato, si por contra, optas por el menú corto, entonces sí se puede sustituir por otro plato del mismo grupo y que forme parte del menú largo o repetir algún plato si ese es tu deseo, pero siempre dentro del mismo grupo, es decir, si el objeto de tu intolerancia es un plato frío se sustituye por otro frío, si caliente, por otro caliente. Esto te conduce, caso de existir alguna intolerancia, a optar por el menú corto, para así poder encontrar una alternativa mas lógica que no el repetir un plato. Porque ¿Y si no te apetece repetir un plato? ¿Y si ningún plato me ha gustado tanto como para querer repetir? Pues como se decía en la conocida película:   “Houston, Houston, tenemos un problema”. 

Pues acompañado de unas copas de cava Casa Mariol, Contratiempo (vino gaditano de el Puerto de Santa Maria, elaborado con uvas moscatel de Alejandría), Viña Matalian (gaditano de Chiclana, elaborado con uva palomino) y Moscatel Oro Los Cuartillos (gaditano de Chiclana, elaborado con uva moscatel), comenzamos con el menú Selección disponible el día de nuestra visita.  

  • Mantequilla de Plancton  y Harissa verde. Sobre unas regañás, bolitas de mantequilla con plancton, con un intenso sabor a mar y bolitas de mantequilla con harissa verde, con ligero picor.   
  • Alevante (Mantequilla con plancton y Mantequilla con harissa verde)

    Alevante (Mantequilla con plancton y Mantequilla con harissa verde)

      

  • Cococha de pescadilla en salsa verde y en la base brioche infusionado en plancton. Un aperitivo espectacular que bien merecería salir de este epígrafe y pasar a engrosar la zona más rimbombante del menú.   
Alevante (Cococha de pescadilla en salsa verde sobre brioche infusionado con plancton)

Alevante (Cococha de pescadilla en salsa verde sobre brioche infusionado con plancton)

  • Tortillitas de camarón. Hechas a la plancha en lugar de fritas, con toques de emulsión de perejil y cebolleta thai. Su particular versión: original, buena estética aunque un tanto frágil. 
Alevante (Tortillitas de camarones)

Alevante (Tortillitas de camarones)

  • Salmonetes asados en brasas. Lomo asado a la brasa sobre crema de berenjena. Un tipo de presentación ya conocido aunque realzado con un soberbio salmonete.   
Alevante (Salmonete asado a la brasa)

Alevante (Salmonete asado a la brasa)

  • Berlina de calamar. Rellena con guiso de choco y cubierto con la tinta del propio choco. Un clásico de Angel León, del que particularmente no me canso. Comería muchos mas.
Alevante (Berlina de choco)

Alevante (Berlina de choco)

  • Mollete de pescado.  Mollete relleno con cremoso de trufa y cubierto con un sashimi de atún de almadraba.       
Alevante (Mollete de pescado)

Alevante (Mollete de pescado)

  • Pan, sopa y pescado. Se trata de un crujiente seco relleno de brandada de pescado de roca. Soberbio, explosión de sabor en boca. 
Alevante (Pan, sopa y pescado)

Alevante (Pan, sopa y pescado)

  • Embutidos marinos. Un ejemplo de la genialidad de la cocina de Angel León. Construir embutidos partiendo de pescados, y encima tiene el aspecto, la textura y el sabor del embutido. En este caso: Salchichón de corvina con pan con tomate; sobrasada de caballa y butifarra de lisa. 
Alevante (Embutidos marinos - Salchichón de corvina y pan con tomate)

Alevante (Embutidos marinos – Salchichón de corvina y pan con tomate)

Alevante (Embutidos marinos - Sobrasada de caballa)Alevante (Embutidos marinos - Sobrasada de caballa)

Alevante (Embutidos marinos – Sobrasada de caballa)

Alevante (Embutidos marinos - Butifarra de lisa)

Alevante (Embutidos marinos – Butifarra de lisa)

 

  • Tartar de ostra alcalina. El tartar se prepara marinado con cilantro, cubierto con espuma de agua de ostra y aove y rematado con polvo de plancton. 
Alevante (Tartar de ostra alcalina)

Alevante (Tartar de ostra alcalina)

  • Royal de erizos. (Plato de sustitución del tartar de ostra para un comensal) Erizo de mar, en la base mousse de erizo, holandesa de plancton, caviar y puntos de crème fraîche. Brutal. 
Alevante (Royal de erizos)

Alevante (Royal de erizos)

  • Gazpachuelo marinero. Sopa fría malagueña, realizada con mahonesa y agua de mejillón, acompañada con berberechos, gelatina de agua de mar, y bloques de plancton  y agua de tomate helado. Muy refrescante.
  • Alevante (Gazpachuelo marinero)

    Alevante (Gazpachuelo marinero)

  • Sopa blanca de mar. Se trata de salsa beurre blanc elaborada con cebolla, chalota y vino fino ligado con mantequilla, y en el fondo del plato vieira laminada, gelatina de plancton  y nabo confitado. 
Alevante (Sopa blanca de mar)

Alevante (Sopa blanca de mar)

  • Huevas de calamar. Carpaccio con huevas de choco, cebolla pochada, holandesa de huevo y mantequilla teñida con tinta de choco. 
Alevante (Huevas de calamar)

Alevante (Huevas de calamar)

  • Pasta guisada con matices yódicos. Puntalete y quinoa frita y salicornia. Una nueva visión del famoso arroz con planctón, aquí el arroz se sustituye por pasta puntalete y quinoa frita. Pues el cambio funciona, no tiene nada que envidiar al plato conocido.
Alevante (Pasta guisada con matices yódicos)

Alevante (Pasta guisada con matices yódicos)

  • Canelón de atún de almadraba (galete) guisado. Atún rojo, bechamel clásica, salsa grenoblesa de cítricos y alcaparras, todo ligado con mantequilla. Quizás el plato que menos ha gustado, se apreciaba excesivo sabor graso. 
Alevante (Canelón de galete de atún de almadraba guisado)

Alevante (Canelón de galete de atún de almadraba guisado)

  • Melón osmotizado al jerez. Melón infusionado en vino fino y moscatel. Similar al que se ofrece en Glass Mar de Madrid, salvo que el infusionado se realiza con una mezcla de fino y moscatel en lugar de vermut, lo que aporta más dulzura. Buen postre, muy refrescante. 
Alevante (Melón osmotizado al jerez)

Alevante (Melón osmotizado al jerez)

  • Burrata de fresas con nata y nueces caramelizadas. Muy buen postre, visual, con sabor,  muy agradable. 
Alevante (Burrata con fresas. nata y nueces caramelizadas)

Alevante (Burrata con fresas. nata y nueces caramelizadas)

Cafés con hielo y petits fours ponen el punto final a una experiencia muy completa. La cocina es de altura – aunque eso ya se dé por supuesto -, y el personal de sala denota un nivel de profesionalidad que, por desgracia, no abunda habitualmente. Ambos aspectos consiguen crear una atmósfera de confort que permiten que el cliente se dedique a lo que realmente le ha traído a este lugar: a disfrutar.

Alevante

c/ Amílcar Barca S/N,

Urbanización Novo Sancti Petri,  Chiclana de la Frontera

Tlf:  956 49 12 00

Reservar una mesa

Precio medio, en torno a 140 – 150 €/pax

Valoracion

Valoraciones de los usuarios

0 (0 Votos)

Resumen

4,5Puntuación

Alevante, situado en el interior del hotel Meliá Sancti Petri, en la costa de Chiclana de la Frontera, ofrece los platos mas reconocidos, por crítica y público, de la cocina de Angel Leon. Con un entorno elegante y con un servicio de sala muy profesional, ha conseguido en poco tiempo que la guia Michelin le conceda una estrella. Por calidad de cocina y sala, bien merece la visita.

Sin comentarios

    El RGPD nos obliga a informarte de que al dejar un comentario tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente.

    Información básica sobre protección de datos:

    Responsable: Comer con Gusto - Eva Gracia

    Finalidad:Moderar los comentarios y evitar el spam.

    Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que indica que conoces y aceptas la política de privacidad)

    Comunicación de los datos: No cederemos datos a terceros salvo obligación legal.

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión.

    Contacto: hola @ comercongusto.es