• Pelotari (Imagen)

Pelotari. Veterano restaurante de cocina vasca

Visitado el 12 de agosto de 2017


Pelotari es un veterano restaurante de cocina vasca, situado en el barrio de Salamanca, y que desde 1991 viene ofreciendo una cocina basada en la materia prima y la sencillez de sus recetas.

Pelotari toma su nombre como homenaje al antiguo Frontón Recoletos, que antaño ocupaba un espacio entre las calles de Villanueva y Cid, muy próximo al local actual.

Dicho Frontón fue inaugurado a comienzos de 1936, siendo uno de los diseños más modernos de Eduardo Torroja, objeto de visitas por parte de ingenieros y arquitectos de todo el mundo, para estudiar in situ las novedades técnicas que el proyecto representaba. Pero los daños directos sufridos como consecuencia de los bombardeos durante la Guerra Civil y los indirectos (consecuencia de las vibraciones producidas de los bombardeos) hicieron muy difícil su recuperación. A ello hay que sumar el poco interés de las autoridades en su recuperación y la especulación inmobiliaria, factores que condujeron a su total demolición en 1973 y la construcción de un nuevo edificio.

Los primeros propietarios y fundadores de este restaurante, los hermanos Serrano – propietarios entre otros de los restaurantes, San Francisco en El Pardo, o la Barra de Pelotari -, traspasaron en el 2005 el restaurante a los que fueran – y siguen siendo actualmente -, el jefe de cocina y maître: Francisco López y Enrique Fernandez respectivamente. Con lo cual, el buen servicio en sala y la buena mano en la cocina, siguen plenamente vigentes.

Pelotari nos ofrece un ambiente clásico en su decoración, agradable, que nos recuerda a un típico asador vasco, con mucha presencia de madera – frisos a media altura, columnas, vigas -, paredes pintadas de color azul o beige y decoradas con cuadros de pelotaris y recuerdos del juego de pelota. Desde un pequeño hall, a la entrada, se da paso a diferentes estancias con capacidad variable, de las cuales, una de ellas permite presenciar la espectacular parrilla de carbón a plena actividad.

Y es que sus parrillas de carbón son un importante reclamo de este lugar, ellas y la buena materia prima en forma de carnes, pescados o verduras que utilizan en sus propuestas. No busquen recetas modernas en Pelotari, disfruten con sus propuestas sencillas, tradicionales sin modernidades, sin guiños de cocina fusión, pero con muy buena mano en su elaboración.

Parecido sucede con la carta de vinos: bastante completa pero de corte clásico, cuyo único acercamiento a los tiempos modernos es que la presentan en una tablet en lugar de impresa en papel. De este capítulo nos hemos premiado con una copas de Muga reserva que ha maridado correctamente con la comanda.

Son ya varias visitas a este lugar. Lo cierto es que de la última hacía bastante tiempo… El interés en estar más o menos al día de las aperturas y de los nuevos aires culinarios traen como consecuencia que te alejas de los lugares de cocina de toda la vida. Pero Pelotari es un sitio de referencia al que volver cuando quieres comer bien, sin duda.

– Aperitivos: Aceitunas y encurtidos / Chistorra. Buen comienzo, buena calidad en ambos casos, aunque el plato de aceitunas y encurtidos tiene peligro: su sabor es muy adictivo.

Pelotari (Aceitunas y encurtidos)

Pelotari (Aceitunas y encurtidos)

Pelotari (Chistorras)

Pelotari (Chistorras)

Piparras fritas. (Fuera de carta) Se comen como pipas, es un empezar y no parar hasta que se acaban y se te queda mirada de pena al contemplar que el plato está vacío.

Pelotari (Piparras fritas)

Pelotari (Piparras fritas)

Puding de cabracho con ensalada y salsa rosa. (Fuera de carta) Un tanto irregular, en mi modesta opinión. La ensalada no le aporta gran cosa, a excepción del tomate que tiene mucho sabor. La salsa rosa es servida en demasiada abundancia y con un sabor demasiado potente que hace perder sabor al puding.

Pelotari (Puding de cabracho)

Pelotari (Puding de cabracho)

Chuleton Pelotarri. Pieza de 600 grs que se sirve sin guarnición, desnuda. La hemos acompañado con unas correctas patatas fritas y unos pimientos del piquillo, jugosos, con ligero sabor a ahumado. Dentro de la importante oferta cárnica ( Chuleton de kg, Pieza de 600 grs, Entrecot de 400 grs, entre otros), y salvo que tengas un hambre atroz, pensamos que el tamaño de 600 grs es más que suficiente para dos personas.

Pelotari (Chuleton Pelotari 600 grs)

Pelotari (Chuleton Pelotari 600 grs)

Pelotari (Patatas fritas)

Pelotari (Patatas fritas)

Pelotari (Pimientos del piquillo)

Pelotari (Pimientos del piquillo)

Pantxineta. Un hojaldre artesano relleno de crema aromatizada con agua de azahar y servida tibia. Sin duda es una de las mejores de la capital.

Pelotari (Pantxineta)

Pelotari (Pantxineta)

Cafés con hielo, petit fours y chupitos de pacharan, gentileza de la casa ponen el punto final a esta nueva visita.

Se trata de restaurante de cocina tradicional con buen producto, una sala muy atenta y una muy buena mano en la cocina.


Pelotari 

C/ Recoletos, 3  Madrid

Tlf: 91 578 24 97

Reserva una mesa 

Valoración

Valoraciones de los usuarios

4.2 (5 Votos)

Resumen

3,5Puntuación

Pelotari es un restaurante de cocina vasca con recetas sencillas y tradicionales. Buen producto y buenas preparaciones que consiguen una clientela fiel a sus propuestas.

Sin comentarios