• Mercatbar (sala)

Mercatbar. El gastrobar valenciano de Quique Dacosta

Visitado el 20 de abril de 2017


Mercatbar es la apuesta del renombrado chef Quique Dacosta por acercar su concepto gastronómico al gran público, dentro de un espacio informal y desenfadado y con unos niveles de precios al alcance de todos los bolsillos.

Mercatbar, dentro del conjunto de la oferta de Quique Dacosta, se plantea como un gastrobar, con una carta no muy extensa, distribuida en tapas, platos fríos, principales, postres y tres menús: del Día (solo para medios días laborables), Degusta, y Bocados. En cualquiera de las opciones, con unos niveles de precios contenidos.

Y lo hace en un local de forma alargada, con una barra a la entrada con sus banquetas correspondientes y una sala, de estilo algo mas formal, con mesas y manteles. Todo ello con una decoración alegre, luminosa, con baldosas hidráulicas en el suelo y espacios en las paredes donde se exhiben cestas que contienen productos de la huerta, para transmitir la sensación de estar en un mercado. Se trata de un local muy agradable y donde se está muy a gusto, contando además con un servicio de sala, joven, muy atento, con una sonrisa en los labios y decididos a hacer agradable tu visita.

Sin embargo no puedo calificar nuestra visita de exitosa, quizás debimos dejarnos llevar por nuestra idea inicial y no aceptar la sugerencia de probar un menú de degustación. Es verdad que la decisión final fue nuestra, pero aunque optamos por el más corto, el Degusta, nos parece más propio de un medio día que de una noche. Pero en estas cosas, como en tantas otras, cada persona debe sacar sus propias conclusiones.

El citado menú Degusta, regado con unas cervezas valencianas La Fallera, en el momento de la visita consistió en:

Cebolla encurtida con emulsion de anguila, a modo de aperitivo previo. Bonita presentación, que invita a degustar y que después de haberlo hecho solo puedes afirmar que estaba muy bueno. Fresco, con el punto justo de acidez, con una emulsión muy gustosa que hace un excelente contrapunto con la cebolla. Buen comienzo.

Mercatbar (Cebolla encurtida con emulsión de anguila)

Mercatbar (Cebolla encurtida con emulsión de anguila)

Ajoblanco con calamar. Calamar crujiente bañado con un ajoblanco correcto de sabor.

Mercatbar (Ajoblanco con calamar)

Mercatbar (Ajoblanco con calamar)

Pizza fria a la putanesca. Originalidad es lo mejor que se puede decir del plato. Una pizza diferente, extra fina y crujiente acompañada de tomates secos y anchoas, pero tan sumamente saladas que hace imposible su ingesta, en consecuencia, plato devuelto a cocina y posterior petición de disculpas, reconocimiento de que aquello era imposible de comer y ofrecimiento a repetir o sustituir el plato. En ese aspecto la actitud por parte de la sala y la cocina es irreprochable y de agradecer.

Mercatbar (Pizza fria a la putanesca)

Mercatbar (Pizza fria a la putanesca)

Pita de manitas y parmesano. Dos pitas por persona, buen producto, pero excesivamente contundente.

Mercatbar (Pita de manitas)

Mercatbar (Pita de manitas)

Fideua negra con emulsion de salsa americana. Hermosa ración, con buen sabor.

Mercatbar (Fideuá negra)

Mercatbar (Fideuá negra)

Canela. Diferentes formas de presentación con un punto en común: la canela. Galleta, helado y crema. Original y resultón.

Mercatbar (Canela)

Mercatbar (Canela)

Piña y coco. Rodaja de piña caramelizada, muy gustosa por cierto, coronada con una bolita de helado de coco. Refrescante y buen postre de cierre.

Mercatbar (Piña y coco)

Mercatbar (Piña y coco)

Café con hielo pone el punto final a esta visita a un lugar de cocina informal, desenfadada, asequible, montado de una forma alegre y que habrá que repetir, hoy no le hemos cogido el punto a la cocina y viniendo de quien viene, seguro que merece otra oportunidad.


Mercatbar

C/ Joaquin Costa, 27  Valencia

Tlf: 963 748 558

Reservar una mesa

Valoración

Valoraciones de los usuarios

3 (1 Votos)

Resumen

2 Puntuación

Mercatbar es el gastrobar valenciano del prestigioso chef Quique Dacosta, en el que se ofrece una cocina informal y desenfadada en un local luminoso y muy agradable.

Sin comentarios