• La Montería (Imagen)

La Montería. Un Bib Gourmand madrileño muy sólido

Visitado el 13 de agosto de 2017


La Montería es una taberna / restaurante, que desde hace ya varios años goza del reconocimiento como Bib Gourmand por la Guía Roja y de una clientela fija que disfruta día tras día, de sus propuestas tanto a nivel de barra como a nivel de sala.

Aquí podríamos aplicar aquel dicho popular “de casta le viene al galgo”. Y es que la historia que hay detrás de este establecimiento es larga.

La primera Montería fue abierta por la familia Román en el 1963 y a ella siguieron otros dos establecimientos más: uno que comenzó con igual nombre en la calle Ortega y Gasset – hoy denominado Montecastela -, y algunos años más tarde, otro establecimiento también bien conocido por los aficionados al buen comer: La Castela.

Tres lugares que mantenían un alto nivel de aceptación por parte de una clientela fiel a sus propuestas.

Desde hace ya algún tiempo cada uno de los establecimientos está regentado de forma independiente por cada uno de los hermanos Román. Al frente del que nos ocupa hoy, la Montería, está Miguel Angel Román.

Personaje autodidacta, que compaginaba sus tiempos de estudiante con el trabajo en los restaurantes familiares. No tuvo unas estadías en restaurantes de renombre pero en cambio sí supo inspirarse en un maestro de la cocina: Escoffier. Según sus palabras: “El libro que más me marcó fue “Mi cocina, de Escoffier“. Con él aprendí los fundamentos de la técnica, los fondos, los puntos de cocción… pero echo de menos no haberme contaminado de otros cocineros”

Aquí se ofrece una cocina de temporada, basada en la elección de un buen producto, tocado lo justo para que no pierda su esencia, su sabor, su forma, su aspecto. En definitiva, unas propuestas reconocibles, con formulas clásicas aunque también se pueden apreciar algunos toques personales, pero que siempre persiguen la satisfacción del comensal, el generar el retorno del mismo a seguir disfrutando con sus platos.

Parecido sucede con sus propuestas “líquidas”: no es una oferta muy amplia pero sí variada y suficiente como para que cada cual encuentre algo a su gusto. Y al igual que sucede con la oferta “sólida”, con unos precios más que interesantes.

Dentro de su carta de vinos nos llama la atención un vino canario, un Bermejo Malvasia seco, DO Lanzarote, elaborado con uva malvasía volcánica. Con un color amarillo verdoso, tiene notas frutales en nariz y un paso de boca muy suave pero persistente. Es un vino muy agradable.

Y ya pasamos a la comanda:

– Aperitivo: Fritura variada. Compuesta por cazón, choco, boquerón y pimientos. Fritura académica, sin exceso de grasa, con muy buen sabor cada uno de los ingredientes.

La Montería (Fritura variada)

La Montería (Fritura variada)

Ortiguillas. Suave rebozado exterior y jugosidad interior, dejando que el sabor a mar llene tu boca.

La Montería (Ortiguillas)

La Montería (Ortiguillas)

Ensalada de pimientos asados con ventresca de bonito en escabeche casero. Sabor a preparación casera. Muy muy bueno.

La Montería (Ensalada de pimientos asados con ventresca de bonito en escabeche casero)

La Montería (Ensalada de pimientos asados con ventresca de bonito en escabeche casero)

Gambas gabardina invertidas. Plato clásico de la casa, siempre demandado por los aficionados. No me atrevo a decir si se trata de su plato más representativo pero probablemente sea uno de los más solicitados. Y desde luego no me extraña, está muy bueno.

La Montería (Gambas gabardina invertidas)

La Montería (Gambas gabardina invertidas)

Chantarellas con foie (Fuera de carta) Muy buen plato, nada pesado a pesar de la abundante presencia del foie, le aportaba un complemento de sabor muy agradable.

La Montería (Chantarellas con foie)

La Montería (Chantarellas con foie)

Bonito Rossini. Curioso plato, un espectacular bonito perfectamente horneado, acompañado de foie, trufa de verano y en la base, una crema de patata con una reducción de Pedro Ximénez. A priori puede sonar como un plato muy contundente, pero esa impresión se desvanece al empezar su ingesta. Es suave y la mezcla de sabores le hace ser un plato repetible y muy recomendable.

La Montería (Bonito Rossini)

La Montería (Bonito Rossini)

Sapito al horno a la bilbaína. Académica receta clásica para una más que generosa ración. Nada que envidiar a lo que puedes encontrar en un restaurante de cocina vasca.

La Montería (Sapito al horno a la bilbaína)

La Montería (Sapito al horno a la bilbaína)

Crema de queso y Pedro Ximénez. Rematado con queso parmesano rallado. Excelso, todo combina y nada sobra. Muy buen postre.

La Montería (Crema de queso y PX)

La Montería (Crema de queso y PX)

Torrija brioche con helado de vainilla al bourbon. Postre ya conocido y que al igual que en el pasado sigue siendo muy apetecible.

La Montería (Torrija brioche con helado de vainilla al bourbon)

La Montería (Torrija brioche con helado de vainilla al bourbon)

Buñuelos de chocolate negro. Uno de los postres más conocidos y demandados por la clientela. Muy bueno.

La Montería (Buñuelos de chocolate)

La Montería (Buñuelos de chocolate)

Cafés con hielo ponen punto final a esta nueva visita. En anteriores ocasiones reconozco que no nos había convencido demasiado, pero con la experiencia de hoy, sí puedo afirmar que se trata de un sitio con una cocina muy agradable, con variedad, y bien ejecutada, unido a una sala amable y pendiente del comensal.


La Montería

C/ Lope de Rueda, 35  Madrid

Tlf: 91 574 18 12

Reserva una mesa 

Valoración

Valoraciones de los usuarios

4 (1 Votos)

Resumen

4Puntuación

La Montería es un Bib Gourmand madrileño, que presenta una cocina de temporada con un buen producto apenas tocado para que ofrezca todas su virtudes. Sitio tradicional y bien conocido por los aficionados al bien comer, es un lugar más que recomendable.

2 Comentarios

  • comment-avatar
    Arturo 21/08/2017 (16:46)

    Yo estuve el pasado sábado, maravillosos loritos como sugerencia; las ortiguillas me parecieron bastante flojas, sin ese sabor a yodo,característico.

    • comment-avatar
      Comer con Gusto 21/08/2017 (18:04)

      Caray, pues no hemos coincidido solo por 24 h.

      A nosotros si nos supo a mar, es verdad que no con un sabor muy intenso pero suficiente para nuestro paladar. Fuera de carta no nos comentaron loritos, de lo contrario hubieran caido.

      Muchas gracias por leernos y por interactuar.

      Saludos.

Responder a Arturo Cancel reply