• La Bistroteca (Detalle)

La Bistroteca. Informal, agradable y una cocina más que notable

Visitado el 15 de junio de 2017


La Bistroteca es un restaurante ubicado en una calle muy tranquila – Espartinas-, paralela a la bulliciosa, y a veces frenética, calle de Goya madrileña. El contraste en lo que se refiere a bullicio y tránsito de personas, dependiendo de días y horas, puede ser brutal.

La Bistroteca es la apuesta de dos amigas: Alexandra Galvis y Vanessa San José, esta última muy conocida por su otro restaurante: El Buey, en General Pardiñas , un lugar en el que se puede comer una carne mucho más que notable.

En este local, donde antaño estuviera instalada la Tasca Marina y cuyo cartel, a modo de homenaje, cuelga de una de sus paredes, sirven unas de las mejores hamburguesas de Madrid. Nada que ver con los sabores, estilos y presentaciones de las que tanto abundan en cualquier rincón de cualquier ciudad. Esto es otra cosa.

El local es muy acogedor, con una pequeña barra a la derecha y todo el espacio de la izquierda dedicado a la sala propiamente dicha.

Paredes de ladrillo visto, correcta separación entre mesas y múltiples detalles que adornan sus paredes y que contribuyen a crear una atmósfera de cordialidad y buen gusto. No en balde una de las socias es arquitecto y se nota su mano en el trabajo de interiorismo del local.

Es justo añadir que en la agradable atmósfera que se respira, contribuye y mucho, un servicio de sala muy atento y cercano al cliente. Siempre con una sonrisa en los labios, se interesaran por saber si el cliente está disfrutando.

Oferta de vinos sencilla, cantada a viva voz, con pocas referencias pero interesantes y con precios contenidos. Pero hoy solo tocaba cerveza, fresquita y bien tirada.

La carta “sólida” es una carta con propuestas originales, con influencias de muchos lugares y donde se reserva un espacio importante a las hamburguesas, pero como ya dije anteriormente, hamburguesas que no tienen nada que ver con las que se ofrecen en multitud de establecimientos, muchos de ellos franquiciados.

Pero no solo ofrecen burgers. La carta se distribuye en entrantes, entre los que se encuentra un espléndido guacamole (de los mejores que hemos comido en mucho tiempo) tacos, brochetas y hamburguesas. En definitiva es una cocina informal, desenfadada, con combinaciones originales y muy poco vistas, y en la que se aprecia un alto nivel de calidad.

Son ya varias las visitas que nos han permitido dar buena cuenta de sus propuestas y poder decir que aquí se come francamente bien.

En el capítulo de entrantes, y siguiendo nuestra costumbre, nos hemos decantado por preparaciones no pedidas anteriormente, aunque no me hubiera importado repetir su guacamole, está muy bueno.

Ensalada de burrata, fresa, mango y vinagreta de balsámico, jengibre, miel y frutos secos, sobre una base de espinacas. Una ensalada refrescante y original. Muy resultona la combinación de la fruta y el dulzor de la vinagreta con la suavidad de la burrata.

Bistroteca (Ensalada de burrata)

La Bistroteca (Ensalada de burrata)

Humus. En este caso se sirve con pico de gallo, naranja y sardina ahumada. Se acompaña de unas láminas de pan de pita crujiente. Original y diferente, alejado de los estándares. Muy bueno.

Bistroteca (Humus)

La Bistroteca (Humus)

En el capítulo de principales, seguimos con las hamburguesas. En otras visitas fueron la Koreana (con costilla de cerdo deshuesada), la Gansa (coronada con un medallón de foie a la plancha) o la Nipona (con atún en lugar de carne) todas ellas más que recomendables, pero hoy hemos ido a dos no probadas.

Burger Manchega. Con carne de vaca rubia gallega sobre base de pisto y con huevos de codorniz, crujiente de chorizo y queso manchego rallado generosamente. En este caso con acompañamiento de patatas fritas, por aquello de mantener la línea, básicamente. Contundente, con buena calidad de la carne, pero ya sabemos que eso aquí no es noticia. Está buena pero no desplaza a ninguna de las tres citadas anteriormente.

Bistroteca (Burger Manchega)

La Bistroteca (Burger Manchega)

Burger Wellington. En este caso la vaca rubia gallega lleva una base de mayonesa de Dijon con lechugas y coronada con una mezcla de chalota, champiñon y foie y como remate final cebolla francesa glaseada. Como acompañamiento una ensalada de col. Decir rica es decir poco. Algo menos contundente que la anterior, pero muy buena de sabor. Esta sí se incorpora a la lista de destacadas.

Bistroteca (Burger Wellington)

La Bistroteca (Burger Wellington)

Y pasamos a los postres. Atrás quedaron la excelente Tarta de Zanahorias o la conocida Mousse de Maracuyá, uno de sus postres estrella y más que recomendable; hoy nos decantamos por un postre con aires venezolanos.

Tarta de tres leches. Jugosa, muy fresquita, nada empalagosa. Entra sola. Buen postre, lástima que en lugar de venir dentro de un tarro no hubiera venido servida en plato hondo, así hubiera sido mas fácil rebañar hasta la ultima brizna.

Bistroteca (Tarta de tres leches)

La Bistroteca (Tarta de tres leches)

Cafés con hielo y chupitos de pacharán ponen punto final a esta nueva visita. Nuevamente nos deja buenas sensaciones, aquí se come bien, te tratan muy bien, el ambiente es muy agradable y en definitiva se está muy a gusto.


La Bistroteca

C/ Espartinas, 7  Madrid

Tlf: 91 425 86 01

Reserva una mesa 

Valoración

Valoraciones de los usuarios

0 (0 Votos)

Resumen

4Puntuación

La Bistroteca, lugar con encanto especial, muy buen trato y una cocina original donde sobresalen unas hamburguesas diferentes a la media.

Sin comentarios