• Cañadio (Entrada al establecimiento)

Cañadio. Restaurante de cocina cántabra de mucho nivel.

Visitado en Junio de 2018

Cañadio es un restaurante de cocina cántabra ubicado en la parte norte del madrileño barrio de Salamanca. 

Es la sucursal madrileña del afamado Cañadio de Santander (dos soles Repsol). Uno de los establecimientos de referencia no solo de la ciudad, sino de la propia Comunidad Autónoma, lo cual dice mucho y bien de su calidad, máxime teniendo en cuenta que Cantabria es reconocida por su alto nivel gastronómico, entre otras cosas, claro. 

Pero también, Cañadio, representa el inicio de una cadena de éxitos que su fundador Paco Quirós, a base de trabajo, ha sabido crear en la capital. 

Actualmente el grupo de Cañadio cuenta ya con cuatro establecimientos en la capital: Cañadio, La Maruca, La Bien Aparecida y La Primera. Todas ellas con varios puntos comunes, entre ellos, la aceptación por parte del público que hace que, salvo excepciones, no sea fácil obtener mesa, lo cual habla bien acerca de la calidad de las propuestas que se ofrecen en cualquiera de ellos. 

De los cuatro establecimientos mas arriba indicados, de dos de ellos, hemos tenido la oportunidad de dejar ya constancia con nuestra opinión (La Maruca y La Primera), ahora le llega el turno al primero de ellos, por antigüedad que no por calidad: Cañadio, siendo éste el que con mayor pureza muestra la gastronomía cántabra y dejaremos para otro momento futuro el que posiblemente reúna una oferta global de mayor enjundia, creatividad y con mayores toques personales: La Bien Aparecida. 

Pues bien, el inicio de Cañadio se remonta a la apertura en Santander allá por 1981, cuando Paco Quirós que había conocido muy de cerca el movimiento que fue conocido como Nueva Cocina Vasca, monta el que con los años es considerado como uno de los templos de la restauración en la ciudad de Santander. 

Pasa el tiempo y a la altura de noviembre del 2011, se produce la apertura de Cañadio madrileño. A partir de ese momento todos aquellas personas que visitaban Cantabria y gozaban con la cocina de aquella tierra, ya tienen en la capital un lugar donde seguir disfrutando de aquella cocina sin tener que desplazarse hasta allí. Y a fe que lo hacen y con asiduidad, siempre que pasas por delante se aprecia una gran afluencia de público y ademas con un rictus en las caras que denota satisfacción. 

Y esa satisfacción se aprecia con independencia del espacio que ocupes, sea a la entrada con su barra y sus mesas altas, sea en el comedor al fondo desde el que visualizas la cocina, sea en la terraza o sea en el espacio mas formal situado en el piso superior. El espacio es indiferente, de aquí sales bien comido y bien atendido. 

Bien atendido, porque aquí encuentras una sala cordial, atenta, profesional, muy pendiente del comensal y que sabe aconsejarte mas que correctamente, y bien comido porque aquí te ofrecen una cocina de base cántabra, con productos y recetas procedentes de allí, con recetas sabrosas, con sabores reconocibles que te recuerdan los platos de toda la vida, son sabores que forman parte de tus recuerdos, de lo que llamo “el archivo de los sabores”. Aquí no existen las modernidades, ni las esferificaciones ni demás inventos modernos, aquí vienes a por una cocina tradicional cargada de sabores ricos y sabrosos. Vamos que aquí – como en el resto de los establecimientos del grupo- raro es el cliente que no sale con sonrisa de oreja a oreja y sobretodo, deseando volver. 

Han sido muchas las visitas realizadas a Cañadio, y a los demás establecimientos del grupo, que sirven para remarcar una de las principales características de la cocina de Cañadio en particular y del resto de establecimientos del grupo, en general: la regularidad en sus propuestas. Es indiferente la época del año en la que vengas, los platos presentan siempre el mismo esquema de calidad, de sabor, de presentación. Parecen tener dominadas las recetas de tal manera que parecería que son capaces de reproducirlas con los ojos cerrados. 

Muchos son los platos que a tenor de las comandas de los comensales podrían figurar en un listado acerca de los favoritos, por tal motivo y como relacionarlos seria largo, me referiré solo a los que formaron parte de nuestra ultima comanda, advirtiendo que en esa relación no están todos los que mas nos gustan aunque si es cierto que lo que figuran en ella si están entre nuestras preferencias. Incluir en una comanda todos, daría paso a una comida pantagruélica y eso a pesar de que su carta no es excesivamente larga. 

Para esta ultima visita, acompañamos los platos con un verdejo Menade, suave, fresco que creo que marida bastante bien con esta cocina. 

  • Aperitivo: Gazpacho de aceituna y buñuelos de bacalao y patata. Clásico aperitivo de inicio, tan apreciado por la clientela – justamente , por cierto-, que ya forma parte del ritual de la visita a este lugar. 
Cañadio (Buñuelo de bacalao y patata y Gazpacho de aceituna)

Cañadio (Buñuelo de bacalao y patata y Gazpacho de aceituna)

  • Rabas. Al estilo de Santander, es decir, igual de buenas e igual de adictivas. Un fijo en las comandas de gran parte de la clientela. Uno de los platos de obligada petición. Producto fresco, fritura en su punto, nada grasientos y con tersura justa para que su bocado sepa a gloria. 
Cañadio (Rabas)

Cañadio (Rabas)

  • Ensalada de bonito escabechado con tomate de Cantabria. Dos buenos productos – individualmente considerados- que unidos se complementan perfectamente y ofrecen un plato fresco con muy buen sabor.
Cañadio (Ensalada de bonito escabechado con tomate de Cantabria)

Cañadio (Ensalada de bonito escabechado con tomate de Cantabria)

  • Menestra de verduras con cocochas en salsa verde. Un platazo. En temporada de alcachofas es un plato que hay que pedir necesariamente, pero su versión con verduras no le queda a la zaga.  Por texturas, por sabores, por producto, en cualquiera de las dos variantes, es un plato delicioso, que nadie debería perderse. 
Cañadio (Menestra de verduras con cocochas en salsa verde)

Cañadio (Menestra de verduras con cocochas en salsa verde)

  • Albondigas de bonito y sepia en salsa roja. Otro de los clásicos platos con los que Cañadio acostumbra a su nutrida clientela a disfrutar de su visita. Sabores reconocibles, puntos perfectos. Bien es verdad que esas cualidades son  aspectos comunes a las propuestas de Cañadio y que hacen que cualquier plato reúna las condiciones necesarias para satisfacer al cliente. 
Cañadio (Albondigas de bonito y sepia en salsa roja)

Cañadio (Albondigas de bonito y sepia en salsa roja)

  • Ternera asada. Este plato ha sido incluido en varias ocasiones en nuestras comandas con idéntico resultado: Tierna, jugosa y con sabor a carne. Virtudes estas que no siempre se encuentran. 
Cañadio (Ternera asada)

Cañadio (Ternera asada)

  • Flan de Alex. Flan realizado siguiendo la formula de Alejandro Ortiz, chef del santanderino Bodega del Riojano. Uno que ha tenido la oportunidad de probar, in situ, la “formula original”, puede dar fe de la identidad entre ambas. Uno de los mejores flanes de huevo que al día de hoy se puede consumir en la capital. 
Cañadio (Flan de Alex)

Cañadio (Flan de Alex)

  • Tarta de queso. Poco se puede añadir a todo lo escrito sobre la versión de la tarta de queso de Cañadio. Para los entendidos, no solo es la mejor de la capital sino que ademas se encuentra entre las dos mejores de España. Buenos huevos de gallina, quesos cántabros, una justa cocción dan como resultado una tarta de queso con una textura suave, con un gran sabor, y con un cuerpo cremoso que tiende a salir de su interior y extenderse por el plato….es una gozada de postre. 
Cañadio (Tarta de queso)

Cañadio (Tarta de queso)

Y con nuestros consabidos cafés con hielo, hay que ir cerrando esta visita, a la seguirán muchas mas, a este establecimiento que con tesón y con trabajo ha sabido consagrarse como el mejor representante de la cocina cántabra en la capital. Una cocina sabrosa, con sabores nítidos que goza de un merecido respaldo por parte de una clientela fiel que llena sus espacios y que hace mas que conveniente realizar con cierta antelación la reserva de mesa. Del goce y del disfrute, ya se ocupan ellos. 


Cañadio

c/ del Conde de Peñalver, 86  Madrid

Tlf: 91 281 91 92

Reservar una mesa

Precio medio, en torno a 45 €/pax

Valoracion

Valoraciones de los usuarios

5 (1 Votos)

Resumen

4,5Puntuación

Cañadio es el primero de los cuatro establecimentos abiertos, y en activo, por Paco Quiros en la capital. Ofrece una cocina cántabra, muy gustosa, con sabores nítidos que no deja indiferente a nadie. Su calidad de cocina unido a un servicio de sala, cordial y muy atento son motivos que justifican la existencia de una clientela fiel que llena continuamente sus diferentes espacios.

Sin comentarios

    El RGPD nos obliga a informarte de que al dejar un comentario tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente.

    Información básica sobre protección de datos:

    Responsable: Comer con Gusto - Eva Gracia

    Finalidad:Moderar los comentarios y evitar el spam.

    Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que indica que conoces y aceptas la política de privacidad)

    Comunicación de los datos: No cederemos datos a terceros salvo obligación legal.

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión.

    Contacto: hola @ comercongusto.es