• Cañadio Santander (Entrada al local)

Cañadío Santander. Desde su excelente ubicación, todo un clásico de la capital cántabra.

Visitado en Marzo de 2019

Desde hace bastante tiempo había interés por conocer Cañadio Santander, un restaurante emblemático en la capital cántabra, muy conocido en la ciudad y con una clientela fiel que llena de continuo sus espacios y que supone el punto de partida de una expansión que, a sus propietarios, les ha llevado a disponer, al día de hoy, de hasta cuatro establecimientos en la capital de España. 

El establecimiento, que podríamos calificar como de “casa madre”, abrió sus puertas en 1981, cuando Paco Quiros, después su periodo de formación y estancia en diferentes lugares, – a destacar su estancia en el Pais Vasco donde estuvo en contacto con la aquella corriente de la época que se denominó como Nueva Cocina Vasca-, decide emprender su camino en solitario. 

Decide iniciarlo en un punto muy conocido de la ciudad: en la plaza de Cañadio, lugar muy céntrico, del que adopta el nombre para su establecimiento. Nombre, Cañadio, que tiene un origen muy curioso:  Cuenta la historia que allá por el siglo XVIII el espacio que hoy es una plaza, era una marisma llena de cañas silvestres a donde se acercaban los vecinos de la ciudad a cazar aves de las muchas que habitaban la marisma. 

Después de algunos altibajos, posiblemente motivados por falta de madurez, desde finales de los noventa, inicia una trayectoria, siempre en ascenso, que va a situar a Cañadio entre los lugares más selectos y concurridos de la capital cántabra y que le ha llevado a ser reconocido por la guia Repsol con dos soles.

Y ello, ofreciendo una cocina de sabores, una cocina reconocible, basada en la cocina tradicional de la tierra no exenta de toques de creatividad y modernidad en sus propuestas. 

Además, y uniendo con lo indicado más arriba, una cocina que ha sabido “exportar” muy bien. Después de haber conocido todos los establecimientos que componen el grupo Cañadio, uno de sus características más importante es la “unidad de sabor”. 

En efecto, visites el establecimiento que visites, el sabor es coincidente, cosa no fácil de conseguir cuando hay diversidad de establecimientos y cocineros, en esos supuestos la posibilidad de que aparezcan matices o variaciones en las recetas, aunque sean pequeñas, siempre es una posibilidad real, pues en este grupo no sucede, los platos más emblemáticos o conocidos o demandados por la clientela, saben y se presentan de igual modo. Quizás ello responda a una parte de la filosofía de Paco Quiros, cuando decía que lo que buscaba es que su cocina destacara por estar rica y no por cosas raras. 

Ya centrándonos en el establecimiento que nos ocupa, decía que estaba ubicado en la plaza de igual nombre de la capital cántabra, allí presenta una doble oferta: de una parte, la barra – para muchos de las más completas de la ciudad-, y de otra el comedor. Un comedor amplio, con una decoración moderna, con predominio de la madera, bien atendido y cuidado, en el que destaca la presencia de la esposa de Paco Quiros, Teresa Monteoliva, que recibe y asesora a los comensales, además de dirigir el establecimiento. 

Cañadio Santander (Vista parcial de la sala)

Cañadio Santander (Vista parcial de la sala)

La cocina, al igual que en el resto de los establecimientos, se centra en la cocina tradicional y regional, con dosis de creatividad. Una cocina de olores y sabores muy reconocibles que gustan a propios y extraños, y que llenan sus espacios con caras de disfrute. 

El día de nuestra visita, ese encuentro con los olores y sabores de la cocina de Cañadio se concretan en la siguiente comanda: 

Como aperitivo de inicio una sabrosa Crema de calabaza y mandarina acompañada de unas Patatas fritas caseras y la clásica Mousse de mejillones. 

Cañadio Santander (Crema e calabaza y mandarina; patatas fritas caseras; mousse de mejillones)

Cañadio Santander (Crema e calabaza y mandarina; patatas fritas caseras; mousse de mejillones)

  • Rabas. Igual que en el resto de sus establecimientos. Muy ricas. 
Cañadio Santander (Rabas)

Cañadio Santander (Rabas)

  • Albondigas de atún en salsa marinera.  Preparación muy similar a las presentadas en la capital.  Destaca por su sabor. 
Cañadio Santander (Albóndigas de atún en salsa marinera)

Cañadio Santander (Albóndigas de atún en salsa marinera)

  • Atún – estilo tataki -, sobre cama de tomate natural, piperrada con cebolla, salsa de soja y aceite, boletus deshidratado y cebolla crujiente. Plato muy agradable, con buen producto y buen contraste de sabores. 
Cañadio Santander (Atún sobre cama de tomate natural)

Cañadio Santander (Atún sobre cama de tomate natural)

  • Lubina a media sal, sobre salsa holandesa, vinagreta de tomate y sal y crujiente de tinta de calamar. Excelente producto, con buena textura. Un plato con estética y gustoso.  
Cañadio Santander (Lubina a madia sal con salsa holandesa)

Cañadio Santander (Lubina a media sal con salsa holandesa)

Ya en el capítulo de postres, nos decantamos por dos propuestas al margen de su afamada tarta de queso, ya ampliamente conocida y disfrutada. 

  • Torrija de brioche caramelizado con helado de canela. Sabrosa y con un helado que destaca por su sabor. 
Cañadio Santander (Torrija de brioche caramelizada)

Cañadio Santander (Torrija de brioche caramelizada)

  • Helado de queso de Liébana, sobre base de bizcocho, con sirope de frutos del bosque. Postre que no habíamos degustado con anterioridad y que nos ha sorprendido muy gratamente. Sabor a queso, muy suave y que supone un cierre de comida muy agradable. 
Cañadio Santander (Helado de queso de Liébana)

Cañadio Santander (Helado de queso de Liébana)

Café con hielo, una manzanilla y petits fours suponen el cierre de nuestra visita a este que es el restaurante “madre” del grupo Cañadio. 

Bien situado en un lugar céntrico, presenta un espacio amplio, con buena y variada oferta gastronómica, que en sus dos espacios, barra y comedor, ofrece a sus clientes una cocina basada en el recetario tradicional y regional con buenas dosis de creatividad que le ha hecho convertirse en unos de los establecimientos más  conocidos y visitados de la capital cántabra.  

Cañadio Santander

Gómez Oreña, 15 (Plaza Cañadío)   Santander

Tlf: 942 314 149

Precio medio, en torno a 45 – 50   €/pax

 

Valoracion

Valoraciones de los usuarios

0 (0 Votos)

Resumen

4Puntuación

Cañadio Santander es uno de los restaurantes mas conocidos y visitados en la capital, en base a su excelente ubicación y a una cocina tradicional y regional con dosis de creatividad. Se trata del restaurante que ha dado origen a una exitosa expansión hacia la capital, donde ya dispone de cuatro establecimientos, todos ellos gozando de reconocimiento por parte de crítica y público.

Sin comentarios

    El RGPD nos obliga a informarte de que al dejar un comentario tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente.

    Información básica sobre protección de datos:

    Responsable: Comer con Gusto - Eva Gracia

    Finalidad:Moderar los comentarios y evitar el spam.

    Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que indica que conoces y aceptas la política de privacidad)

    Comunicación de los datos: No cederemos datos a terceros salvo obligación legal.

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión.

    Contacto: hola @ comercongusto.es