• Bosque (Entrada al local)

Bosque. Una nueva apertura con intención de ser un referente.

Visitado en Septiembre de 2018

El restaurante Bosque es una de las nuevas aperturas que se están produciendo en la capital en los últimos meses. 

En este caso la apertura se produce en el barrio de Salamanca, y concretamente en una de las calles que más establecimientos gastronómicos reúne: la calle Recoletos. Una calle, que en su pequeña longitud, tiene una oferta amplia y muy variada, es una de esas calles madrileñas en la que prácticamente espacio tras espacio, está ocupado por un establecimiento de restauración. 

Presentan un local bastante amplio que contrasta con la pequeña fachada que se aprecia desde el exterior, no percibes su amplitud hasta que no entras. Una zona de barra a la entrada y dos salones interiores, todo ello dotado de una decoración que no deja indiferente, alusiones a la naturaleza en sus paredes, colores cálidos, mucha madera, mucha luminosidad, mesas bien montadas con separación entre ellas, no hay sensación de agobio, al contrario, los espacios son muy agradables tanto a la vista como a la comodidad. 

Bosque (Vista del comedor)

Bosque (Vista del comedor)

Curioso que uno de los salones tienen vista a un patio interior donde han montado un pequeño huerto urbano del que se nutren. Lo cual llama mucho la atención, la existencia de un huerto urbano, en uso, e integrado en el propio local, no es algo común ni a restaurantes ni a zonas urbanas de la ciudad. 

Bosque a diferencia de otras aperturas que se centran en ofertas más amplias, más generalistas, ofrece un elemento que le hace tener un aspecto diferenciador: las setas. Su carta dedica un amplísimo protagonismo al mundo micológico, bien como elemento principal o como acompañamiento. De hecho, Bosque nace con la intención de convertirse en un lugar de referencia en la capital en el consumo de estos productos. 

Ahora bien, la oferta gastronómica de Bosque no se ciñe solo al mundo de las setas, también ofrece otros elementos acordes con el nombre del lugar, aquí también tienen su espacio las verduras, las carnes, los pescados o los frutos silvestres. 

Y para darle forma a su oferta, cuentan al frente de su cocina con un chef colombiano, Diego Jacobo, un chef con amplia trayectoria tanto en Latinoamérica como en España, sirva a modo de ejemplo: Harry Sasson en Colombia y Zuberoa o Santceloni en España y que ofrece una cocina de base tradicional pero con guiños que invocan su origen y su trayectoria. 

Para ello, Bosque presenta una carta – aunque cambiante en función de la temporalidad o del mercado-, que el día de nuestra visita estaba distribuida entre diez Entrantes, cinco  Ensaladas, seis propuestas de Pescados, cinco propuestas de Carnes, diez propuestas especificas de Setas y cinco postres, aunque en nuestro caso, los postres fueron cantados de viva voz. 

Se trata de una carta variada, que trata de satisfacer todos los gustos, pero que con un elemento común que se repite en casi todos los platos de la carta: al margen de la parte especifica dedicada a las setas, en casi la totalidad del resto de las propuestas, aparece como elemento de acompañamiento o bien algún tipo de seta o bien algún tipo de verdura, e incluso en alguna propuesta aparecen ambas. Ello responde al interés que tiene el chef en ambos elementos. 

Interés que se traduce en unos platos sabrosos, con buena estética, y que dejan un buen sabor de boca, lastima que – al menos el día de nuestra visita -, los tiempos de salida de platos desde la cocina no acompañaran a las buenas intenciones del chef, supongo que será consecuencia del rodaje necesario dado el poco tiempo que llevan abiertos, aunque ello no impide que la impresión global quede penalizada. 

Pasando ya al tema de la prueba gastronómica, y acompañando ésta de unas copas de Ars Romantica, un rueda correcto, intentamos centrar nuestra comanda en platos donde las setas directa o indirectamente estuvieran presentes en los mismos. 

  • Como aperitivo inicial un más que correcto Gazpacho de frutos rojos con fresa y miel de café. Original la presencia de miel en un gazpacho, que provoca un contraste, en boca, bastante agradable. 
Bosque (Gazpacho de frutos rojos con fresa y miel de cafe en el fondo del vasito)

Bosque (Gazpacho de frutos rojos con fresa y miel de cafe en el fondo del vasito)

  • Ensaladilla rusa con langostinos y pan sardo. Si, ya sé que en este plato no hay setas, pero es que la ensaladilla o las croquetas, si las hay en carta, tienen que caer. En esta ocasión hemos dejado las croquetas de boletus (existentes en carta) para próxima visita.  Pues la ensaladilla no estaba nada mal, pero nada mal. 
Bosque (Ensaladilla rusa con langostinos y pan sardo)

Bosque (Ensaladilla rusa con langostinos y pan sardo)

  • Salteado de setas de temporada con crema de patata y trufa y huevo a baja temperatura. Muy buen plato, con buenos productos, bien cocinados y con regusto en boca. 
Bosque (Salteado de setas con crema de patata, trufa y huevo a baja temperatura)

Bosque (Salteado de setas con crema de patata, trufa y huevo a baja temperatura)

  • Guiso de níscalos con orejones y almendra. Al igual que en el caso anterior, una muy buena preparación, el contraste crujiente, el dulzor de los orejones, el níscalo. Un plato para repetir. 
Bosque (Guiso de níscalos con orejones y almendras)

Bosque (Guiso de níscalos con orejones y almendras)

  • Solomillo con ragout de setas y crema de ajo tostado. En este plato el verdadero protagonista es un muy buen solomillo, con el punto justo y un sabor, de esos que cuando lo encuentras no necesitas nada más en el plato, pero ya que están en él, pues disfrutas un poco más con un buen ragout y una muy suave salsa de ajo que sirven como buen acompañamiento. 
Bosque (Solomillo con ragout de setas y crema de ajo tostado)

Bosque (Solomillo con ragout de setas y crema de ajo tostado)

  • Merengon: Un postre que supone un guiño al origen colombiano del chef. Se trata de capas intercaladas de merengue y crema de guanabana, rematada con fresas en trozos, polvo de chocolate y crema de chocolate. Un chute de dulzor brutal, muy apto para golosos que en él encontrarán, con toda seguridad, un motivo extra de felicidad. 
Bosque (El Merengón)

Bosque (El Merengón)

Con nuestros cafés con hielo ponemos punto final a esta visita, que nos deja buenas sensaciones, aquí se ofrece una excelente cocina, con buen producto y con buena mano y que una vez mejore algunos aspectos puede ocupar un lugar destacado en el panorama gastronómico madrileño. 

Bosque

Calle Recoletos, 6  (Madrid)

Tlf:    91 069 40 07

Precio medio, en torno a 40-45  €/pax

Reservar una mesa

Valoracion

Valoraciones de los usuarios

0 (0 Votos)

Resumen

3,5Puntuación

Bosque es un restaurante de reciente apertura en la capital, que entre sus propuestas, incluye una importante oferta micológica. Pretende convertirse en un referente en el mundo de la restauración madrileña y para ello presenta una cocina de base tradicional, con buena estética, bien cocinada, sabrosa y destinada a gustar a toda clase de clientela.

Sin comentarios

    El RGPD nos obliga a informarte de que al dejar un comentario tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente.

    Información básica sobre protección de datos:

    Responsable: Comer con Gusto - Eva Gracia

    Finalidad:Moderar los comentarios y evitar el spam.

    Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que indica que conoces y aceptas la política de privacidad)

    Comunicación de los datos: No cederemos datos a terceros salvo obligación legal.

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión.

    Contacto: hola @ comercongusto.es